COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tesoros del Palau

Códices medievales y renacentistas

La notación musical y las prácticas litúrgicas desde la alta edad media hasta finales del siglo XVII están presentes en esta selección, que incluye notaciones musicales antiguas o libros de canto llano. Estos últimos destacan tanto por su organización como por su procedencia.

 
Fragmento de antifonario del siglo XIII

Este fragmento de antifonario del siglo XIII es el resultado de restos de encuadernación. La notación musical en neumas aquitanos está transcrita sobre cuatro líneas, una en tinta roja con una clave de Fa, una de color gris y dos pautadas a punta seca.

En la primera página se han añadido diversas pruebas de pluma y pequeños dibujos e inscripciones que datan de mucho después de la elaboración del manuscrito. Una de ellas indica el año 1437 en cifras romanas. El folio 1 contiene los fragmentos de un oficio para el nacimiento de un santo mártir, el folio 2 contiene fragmentos de un oficio, ya sea para la Asunción o para el Nacimiento de la Virgen u otras festividades de vírgenes y mártires.

En el reverso del folio 1 se encuentra escrita una verbeta (vba) o prosula de responsorio, o sea ocho versículos (V) en forma de prosa binaria sobre cuatro melodías que se repiten, cada una dos veces, dentro de las cuales cada nota corresponde a una sílaba. En efecto, estas prosule o prosas breves –término que designa un canto litúrgico versificado– retoman el esquema binario de las secuencias o breves inserciones melódicas que concluyen una pieza gregoriana. En la parte superior del f. 1verso, antes de las palabras verbeta In tempore illo, se puede ver que solamente las vocales fueron indicadas para el responsorio Gloria Patri et filio et Spiritui Sancto. Cabe destacar dos bemoles añadidos ulteriormente.

Los responsorios (R), versículos (V) y repeticiones (P) son, en su mayoría, identificables según el Corpus antiphonalium officii y presentan concordancias con otros antifonarios, especialmente con los de la abadía de Montserrat. En el cuerpo de los responsorios se encuentran indicaciones con posibilidades de repetición (p).

Antifonario [Fragmento]. siglo XIII. Manuscrito (pergamino). 1 bifolio (36,5 x 22 cm). (Ms. 11/4)