Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tesoros del Palau

Códices medievales y renacentistas

La notación musical y las prácticas litúrgicas desde la alta edad media hasta finales del siglo XVII están presentes en esta selección, que incluye notaciones musicales antiguas o libros de canto llano. Estos últimos destacan tanto por su organización como por su procedencia.

 
Códice musical del Renacimiento

Manuscrito de polifonía religiosa de finales del siglo xv y principios del xvi con 22 obras, cinco de ellas anónimas, de Bartomeu Cots (1), Heinrich Isaac (4), Josquin Des Prés (4), Milans (1), Jacob Obrecht (1), Francisco de Peñalosa (1), Alonso de la Plaja (2), Marturià Prats (1), Jean Richafort (1) y una obra atribuida en diversas fuentes a cuatro compositores diferentes: Anchieta, Compère, Peñalosa y Ribera. La combinación de compositores desconocidos como Milans y Plaja (o poco conocidos como Cots y Marturià) del área catalana con primeras figuras internacionales como Isaac, Josquin y Obrecht, nos plantea un enigma muy interesante acerca del lugar donde este manuscrito se recopiló y cantó, en especial porque: 1) es la única fuente que transmite la Missa Argentum et aurum de Isaac; 2) con la excepción de un impreso defectuoso de 1503, es la fuente más completa de la Missa Salve diva parens de Obrecht, y 3) junto con el manuscrito Vaticano 41, es la fuente más fiable para la transmisión de la Missa Fortuna desperata de Josquin. Evidentemente, el Ms. 5 no es una fuente periférica; el copista principal parece haber tenido acceso directo a versiones fidedignas del repertorio internacional. La inscripción de este copista, probablemente extranjero, que señala: “Scriptum per me Desiderium Johannis Clericum”, indica que su nombre era Desiderium Johannis, pero “AEseteñ” no nos aclara su lugar de procedencia; podría referirse a Isernia, localidad cercana a la Abadía de Montecasino en el Reino de Nápoles. Sin embargo, no se puede descartar la hipótesis de que el manuscrito se copiara en Cataluña, dado que otro copista añadió obras de compositores catalanes. La presencia en el manuscrito del motete Domine non secundum de Josquin (obra asociada a un ceremonial del Vaticano), así como la marca de agua en el papel (flor de lis en un círculo) parecen favorecer el origen italiano del Ms. 5; además, este tipo de marca de agua también se encuentra en dos manuscritos musicales de la Capilla Sixtina, Vaticano 49 y Vaticano 63, copiados entre 1480 y 1507. Quizás la carrera musical de Marturià Prats, cantor, compositor y organero barcelonés que cantó en la capilla papal (1501-1503) –y que regresó a Barcelona, donde le encontramos en 1514 construyendo el órgano de la basílica de Santa María del Mar–, podría explicar el añadido de obras de compositores catalanes, así como el posible traslado del manuscrito de Italia a Cataluña.

Josquin Des Près et al. [Manuscrito 5 del Orfeó Català]. Finales s. XV y principios s. XVI. Música manuscrita, 69 f. (35 x 24,5 cm)