Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tesoros del Palau

Códices medievales y renacentistas

La notación musical y las prácticas litúrgicas desde la alta edad media hasta finales del siglo XVII están presentes en esta selección, que incluye notaciones musicales antiguas o libros de canto llano. Estos últimos destacan tanto por su organización como por su procedencia.

 
Cantoral de bolsillo del siglo XVI

Este códice contiene una primera parte con las melodías del canto llano (f. 1 a 27) y una segunda sólo con los textos, que comienza por el salmo In exitu Israel (f. 28 a 40). El canto llano está transcrito en notación cuadrada sobre pentagrama de líneas rojas, a razón de cuatro pentagramas por página. Se utilizan las claves de Do y Fa. La utilidad práctica de este manuscrito está definida por sus pequeñas dimensiones, que permite transportarlo fácilmente. El corpus de melodías, cuidadosamente estructurado según el calendario litúrgico de los periodos de Epifanía, Cuaresma y Pasión −festividad de la Presentación en el Templo (o Purificación de la Virgen, In Candelis), Domingo de Ramos (In Ramis) y ceremonia de la ablución de los pies, que tiene lugar el Jueves Santo (Mandatum, f. 11v0-21r)– concluye con los responsorios de difuntos. La parte consagrada a la ablución de los pies presenta una serie de antífonas o responsorios (R) con su versículo (V): las primeras vienen señaladas por una letra ornamentada con filigranas en tinta roja y azul; los segundos, por una letra caligrafiada con mayor sobriedad.

El manuscrito no solamente contiene las melodías que se tienen que cantar, sino también unas instrucciones muy precisas sobre las posturas y movimientos que deben acompañar cada fase de la liturgia. Dichas instrucciones vienen anotadas o bien en tinta roja entre los versículos, o bien añadidas al margen en tinta negra. Así, para la celebración de In Candelis, los cantores deberán estar de pie y con la cabeza descubierta, mirando hacia el altar y encarados hacia el otro coro. En el momento del Gloria Patri (f. 4) deberán inclinarse; más tarde, en el final del ofertorio y tras ofrecer las candelas, deberán volver a su asiento, sin dejar de mirar hacia el altar y con la cabeza cubierta. Cabe destacar la descripción, en la última hoja, de los funerales de un presbítero.

Cantoral de bolsillo. Siglo XVI. Música manuscrita, 40 f. (12 x 9 cm)