COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

Tesoros del Palau

Escuela de tecla hispana

Las recopilaciones de música para tecla de Domenico Scarlatti, Antoni Soler, Vicente Rodríguez o Joaquín Montero muestran el desarrollo y la destacada vitalidad de la escuela de tecla hispana durante el siglo XVIII.

Sonatas de Joaquín Montero

Esta edición impresa, ejemplar único conservado de estas piezas para clave o pianoforte de Joaquín Montero (Sevilla?, ca. 1740-ca. 1815), está dedicada a la Real Sociedad Bascongada. Esta sociedad estaba emparentada con la Sociedad Económica Bascongada de los Amigos del País, que financiaba la Academia de Música de Sevilla, atendida por el administrador general de Andalucía Pablo de Olavide. En este marco, una veintena de ilustres invitados, entre ellos Joaquín Montero, escuchaban las novedades musicales italianas y francesas.

Lo poco que se sabe de la carrera musical de Joaquín Montero lo vincula a este cultivado círculo sevillano. La portada de esta obra indica que era organista de la iglesia parroquial de San Pedro Real en Sevilla.

La obra de Montero es conocida por dos importantes colecciones: el manuscrito de la Biblioteca Nacional de Madrid, que contiene diez minués para pianoforte, y la presente edición. Montero también dejó dos obras teóricas: un Compendio armónico (Madrid, 1790) y un Tratado teórico-práctico sobre el contrapunto (Manuscrito, 1815).

Las seis sonatas aquí recogidas presentan, todas ellas, dos movimientos fuertemente opuestos, no solamente por el ritmo, sino también por la técnica empleada. Los movimientos lentos, generalmente “Adagio”, ponen en manifiesto su calidad melódica de gran belleza, mientras que los movimientos rápidos requieren una gran virtuosidad por parte del intérprete y hacen sonar los registros del instrumento con escalas y arpegios. A medio camino entre el estilo barroco y el clásico, estas Sonatas dan testimonio de la llegada del pianoforte a España.