Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tesoros del Palau

Música impresa en el XVI

La riqueza de la polifonía hispana también queda representada por las ediciones raras (Tomás Luis de Victoria) o únicas (Ensaladas de Mateo Flecha)

Primer libro de misas de Tomás Luis de Victoria

Este primer libro de misas, segunda obra publicada por Tomás Luis de Victoria (Ávila, ca. 1548-Madrid, 1611), data de la época en la que era musicae moderator del Colegio Germánico de Roma, que lo había recibido como interno en 1565. Fundado por el papa Julio III en 1552, el Colegio Germánico acogía alumnos internos de otros países que perfeccionaban su formación religiosa. Victoria permaneció diecisiete años en Roma; en 1573 sucedió a Palestrina como maestro de capilla del Seminario romano y regresó a España para ejercer de maestro de capilla del monasterio de Santa Clara de las Descalzas Reales de Madrid, fundación de María de Habsburgo, hija de Carlos V y viuda de Maximiliano II.

Este libro está dedicado a uno de sus dos protectores, Ernesto de Baviera, obispo de Freising, hijo de Alberto V de Austria. Contiene dos misas a cuatro voces (Missa Ave maris stella sobre el himno de este mismo nombre; Missa Simile est regnum, parodia de Guerrero), una misa a cinco voces (Missa de Beata Maria) y dos misas a seis voces (Missa Dum complerentur sobre un motete del propio Victoria y Missa Gaudeamus sobre el introito utilizado por Morales en su motete Jubilate Deo omnis terra). La devoción a la Virgen inspira las obras restantes, como son los seis Magnificat y las antífonas a la Virgen (Regina caeli y dos Salve regina).

La mayor parte de la obra polifónica de Victoria ha sido difundida por los editores italianos de Venecia, Roma y Milán. Sólo se tiene constancia de una decena de ejemplares de esta rara edición, aunque conservados a menudo de forma incompleta.  En esta edición, las voces están dispuestas en forma de libro de coro, o de facistol, tal como era habitual en las publicaciones de música religiosa. El ejemplar de la Biblioteca del Orfeó Català está incompleto