Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tesoros del Palau

Barcelona s.XVIII-XIX

Se puede comprender la vida musical en Barcelona a lo largo de los siglos XVIII y XIX gracias a las fuentes musicales específicas, como los libretos y la música de oratorios, de gozos o de óperas. También encontramos, entre las colecciones de la Biblioteca, numerosos tratados teóricos impresos y manuscritos

Gozos a San Luis

Este canto estrófico de carácter popular, por norma general se compone de un estribillo y cuatro coplas. Según las normas del género, está dedicado a un santo a quien se debe honrar o pedir la intercesión. El origen de los gozos se remonta a la época medieval, pero las fuentes musicales revelan su gran popularidad a finales del siglo XVII y a principios del xix. La melodía es simple, como también lo es el texto, y puede ser ensayada con facilidad por un importante grupo de fieles.

Tal y como lo recuerdan la introducción −“Pues que exemplar habeis sido de Reyes de Francia honor”− y el estribillo −“Seais nuestro intercessor / San Luis de Dios querido”−, la presente obra participa de la devoción a San Luis (Luis IX, rey de Francia, muerto en 1270), cuya fiesta se celebra el 25 de agosto. Cada copla recuerda el ejemplo o una de las gestas del piadoso rey, como su participación en la cuarta Cruzada o la peste, de la que fue víctima.

Las particellas separadas dan una idea exacta de las voces e instrumentos requeridos para la ejecución de esta pieza. Dos coros a cuatro voces (tiple, contralto, tenor y bajo) se responden; el primero canta el estribillo y las coplas 3, 5, 7 y 9; y el segundo, las coplas 2, 4, 6, y 8. Los acompaña la orquesta habitual de las iglesias a principios del siglo XIX, compuesta por dos partes de violines así como diferentes familias de instrumentos de viento, apoyadas por una parte de acompañamiento no especificada. La melodía, bien estructurada, no excluye algunas modulaciones a las tonalidades vecinas.

La Biblioteca del Orfeó Català conserva una importantísima colección de gozos.