Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Higini Anglès, fragmentos biográficos a través de la correspondencia conservada en el CEDOC

Marta Grassot Radresa
4 de diciembre de 2019
Noticias

Higini Anglès, trabajando en una mesa exterior al Parrot (Maspujols) en 1954. Biblioteca de Cataluña. Barcelona

Coincidiendo con el cincuentenario de la muerte del musicólogo, historiador y profesor Higini Anglès (1888-1969, seguimos algunas de sus vivencias a través de la correspondencia conservada en el Centro de Documentación, una documentación fechada entre los años 1916 y 1941, es decir un periodo anterior al 1947, año que fue requerido en Roma, para dirigir el Pontificio Instituto de Música Sacra y como profesor de musicología del centro.

Mediante esta documentación que Anglés intercambia con Lluís Millet y Francesc Pujol podemos seguir algunos de sus principales intereses, que en marcaron la carrera profesional, desde la recuperación de la música popular hasta el estudio de la música de la Edad Media y el Renacimiento, y la recuperación de los compositores españoles y catalanes de estas épocas. Fijémonos en primer lugar en una carta de Higini Anglès dirigida a Francisco Pujol, donde le formula una duda sobre su participación en el Concurso de la Fiesta de la Música Coral y su colección de canciones:

Maspujols, 9 de agosto de 1916

Sr Francesc Pujol

Digníssim i venerat Mestre Pujol. Em prenc la llibertat de consultar-li lo següent: tinc un recull de cançons populars ja variants ja inèdites on s’hi troben coses interessantíssimes, després de moltes setmanes de treball, al present en tinc ja unes 225. Conec ja les velles d’aquests pobles, i la setmana entrant vull pujar a la muntanya de Prades on els parrocos, amics meus m’hi donaran bona collida. Sabent els nius de les cançons un dia potser hi faré troballes hermoses. Si doncs jo presentés el meu recull al Concurs del Orfeó i per atzar fos premiat perdria jo el dret a publicar dies a venir, les meues cançons? Perdoni’m la molèstia. Entre tots podem fer coses grans a Casa nostra. (CEDOC 3.2 2639)

 Sobre el conjunto de canciones populares, debemos decir que Higini Anglès hizo trabajos de investigación folclórica por las comarcas de Tarragona, en el Solsonès, Berguedà y el Pirineo de Lleida, y recopiló más de 3.000 melodías. Esta investigación incluye su participación en 1922 en el proyecto de la Obra del Cancionero Popular de Cataluña, con una misión en Solsona. De esta misión, el CEDOC conserva los cilindros de cera que se utilizaron para la grabación de muchas de las canciones recogidas. Muchos de estos cilindros llevan su nombre grabado, la fecha y el lugar de la misión.

El conocimiento de la canción popular y también el canto gregoriano le sirvieron de base para desarrollar su labor en el Departamento de Música de la Biblioteca de Cataluña, del que a partir de 1917 fue nombrado conservador jefe.

En relación con su estudio de la música popular, en una carta fechada el 11 de diciembre de 1923 Higini Anglès desde Freiburg escribe a Lluís Millet y le cuenta sobre su continuidad en la recopilación de canciones populares e incluso le habla de su encuentro con el compositor Béla Bartók, el referente principal para la recuperación y el estudio de la música folclórica, pero desgraciadamente no tuvo tiempo de poder ver a Adler, que fue uno de los fundadores de la musicología como disciplina y profesor de esta materia en la Universidad de Viena. La carta dice así:

Estimat mestre: perdonint-me si he tardat en escriure. Corrent per aquests mons de Deu, també he treballat per la cançó del nostre poble, això vol dir que si no he corregut per la muntanya no per ço me n’he oblidat d’ella. L’afer de les cançons el tinc ja avançadíssim. Actualment tinc copiades en net unes 660 melodies. Penso que quan les tingui totes podré arribar a les 1000. [...] A Budapest vaig a anar a saludar en Bela Bartok, per dissort no em quedà gaire temps per parlar-li. Restà meravellat de la fecunditat de la nostra Catalunya quant a cançons, i em digué que tenia desig ardent de veure la Barcelona. Ell coneix tot el folklore d’aquests pobles i se’m posà a disposició nostra si mai el necessitàvem. (CEDOC 3.21 857.1)

 Otros aspectos que podemos seguir son los estudios de musicología y también la investigación que realizó en Alemania y Austria. Así, en una carta que escribe a Francesc Pujol aprecian algunas de sus investigaciones y estancias en diferentes ciudades alemanas:

He vist coses espampanants i he sentit una infinitat de musica. No cal dir que he remirat les grans biblioteques i departaments musicals de Munic i Viena. [...] He anat seguint el rastre d’En Flecha i tinc noves dades i vaig esser a prop del seu monestir que altre dia potser hauré de visitar, és a 9 hores de Budapest. A Viena em fou concedit el copiar l’‘Harmonia a 5’ Composata e dedicata alla Maesta dell Imperatore Massimiliano II l’anno 1568 del fra Matheo Fleccia carmelita capelano della Imperatrice Maria. Es una composició molt curta per a violino I i II, Alto viola I i II i Basso. Quan vingui per Nadal li deixaré si vol, un dia, seria bonic pels Amics de la Música. (CEDOC 3.2 2642)

Dentro de la misma carta, Anglès explica detalladamente a Pujol cuáles son sus estudios, desde historia de la música, crítica histórica, estética, teorías musicales antiguas, el estudio de la música con cifra de los siglos XVI y XVII, hasta paleografía , transcripción, análisis y también audición y ejecución de formas medievales, como organum, discantus o motetes del siglos XII y XIII. Además, habla de sus visitas a grandes maestros de música, como Leipzig, donde trabajó con Theodor Kroyer, sucesor del gran Hugo Riemann; comenta que también irá a Göttingen en 1924, para trabajar con Frederic Ludwig, uno de los mejores -según dice- conocedores de la música mensuralista los siglos XII a XIV, y a continuación pasaría a Berlín para trabajar con Johannes Wolf, que fue un musicólogo, archivero y maestro alemán conocido por su investigación sobre música medieval y renacentista, especialmente Ars Nova, y notación musical antigua.

La correspondencia configura, pues, un testimonio valioso para conocer de qué manera se instruyó Anglès, sin duda con lo mejor de la musicología que se hacía entonces y que después pudo aplicar para la recuperación de la música española. En 1941 inició la importante serie de "Monumentos de la música española" y también la fundación de la revista «Anuario Musical» en 1946. Su tarea como sucesor de Felip Pedrell, en cuanto a dar a conocer la música los siglos XVI y XVII, fue extraordinaria, pero también de periodos muy anteriores, mediante la publicación del Códice musical de las Huelgas o La música en Cataluña hasta el siglo XIII, y aunque posteriormente, en 1966, hizo la revisión de dos colecciones importantes, la Opera Omnia de Tomás Luis de Victoria o la obra de Antonio de Cabezón, que también ya había hecho su maestro Felip Pedrell.

Finalmente hay que mencionar y destacar,  la relación establecida con Millet y Pujol, y su viaje en el Congreso de Viena en 1927, dedicado al centenario de la muerte de Beethoven. Guido Adler, en una carta del 8 de enero de 1927 dirigida a Higini Anglès, le invitó a él ya sus amigos Lluís Millet y Francesc Pujol a participar en el Congreso de Viena en marzo de 1927. Efectivamente, Millet, Pujol y Higini Inglés participaron presentando las comunicaciones siguientes: Lluís Millet, "La canción popular y el arte coral en Cataluña"; Francesc Pujol, "La Obra del Cancionero Popular de Cataluña", y Higini Anglès, "La música a voces anterior al siglo XV en la España", conferencias las tres publicadas en la «Revista Musical Catalana» en el  número de mayo-agosto del 1927.

Posteriormente, debemos destacar también su participación como organizador del III Congreso de la Sociedad Internacional de Musicología, que tuvo como objetivo el estudio de los problemas más importantes de la musicología moderna y los estudios de folklore musical y la música antigua peninsulares. El congreso reunió a un centenar de musicólogos de toda Europa y fue acompañado de varios conciertos. Una parte importante del legado documental de aquella organización, se conserva también en el CEDOC.https://bit.ly/2PdHjZo

Licencia CC