COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

El Concurso Internacional de Niza de 1897. El primer gran éxito universal del Orfeó Català

24 de marzo de 2021
#descubrimoslosfondos
Diploma de honor del Concurso Internacional de Niza

La primera excursión artística en el extranjero que realizó el Orfeó Català se produjo en 1897, seis años después de su fundación. Aquella cita se debe a la participación de los cantantes dirigidos por Lluís Millet i Pagès en el Gran Concurso Internacional de Orfeones de Niza.

Aquella salida significó el impulso necesario para una entidad que tenía la voluntad de ser una embajadora de lujo de la música y la cultura catalana, tanto es así, que la influencia que originó el éxito de aquella participación en la expansión y ambición artística del Orfeó Català fue determinante en su futuro inmediato.

La preparación artística del certamen por parte del Orfeó, estuvo centrada en el ensayo de las tres actuaciones ante jurado, en las que estaban inscritos, Lectura a primera vista, Solfeo a doble fuga y Coral a cuatro voces. Por otra parte, la organización del viaje fue todo un reto, la logística que tuvo que afrontar la entidad fue casi inédita para garantizar tanto a los componentes del coro como a los socios que acompañaban la expedición, la seguridad y comodidad adecuadas para tal magnífico evento.

Como testimonio de este glorioso e histórico viaje artístico, el fondo histórico de la asociación y el fondo fotográfico del Orfeó Català contienen diferentes documentos que nos permiten recuperar la memoria de aquel primer gran éxito universal del Orfeó Català.

La elección del repertorio de libre elección por parte de Lluís Millet que debían interpretar los cantantes fue la selección de dos obras magistrales y descriptivas del maestro Anselm Clavé, "La vendimia" y "Los pescadores". Ambas piezas serían presentadas a la organización del concurso por parte del fundador y director del Orfeó Català tal y como se puede ver en la correspondencia cruzada. En el programa definitivo del concurso podemos observar también el anuncio de la interpretación de estas dos piezas.

Por otra parte, la preparación estricta del viaje significó un despliegue organizativo de primer orden. En la documentación conservada encontramos correspondencia con diferentes estamentos e instituciones para tenerlo todo preparado, como por ejemplo, la reserva del restaurante en Niza donde la comitiva Orfeónica iría a comer, el hotel donde pernoctar, la gestión de los billetes con la compañía de ferrocarriles o las indicaciones del consulado español en Niza. La junta directiva del Orfeó preparó además, un reglamento o disposiciones generales dirigidas a los cantores y socios que formarían parte de la expedición indicando todo tipo de normas, pautas y sugerencias detalladas para prever cada paso y situación de la excursión.

La actuación durante todo el certamen por parte del Orfeó Català fue de un nivel altísimo, tanto es así que el jurado otorgó dos premios únicos a la representación catalana. Por un lado, el Orfeó Català ganó el primer premio por unanimidad en el concurso de lectura a primera vista de una composición musical, otorgándole una medalla de oro tal y como queda reflejado en el diploma que se puede observar en la imagen de cabecera de este artículo, además de un segundo y tercer premio en las otras modalidades. También fue premiado Lluís Millet con un diploma de honor a la mejor dirección durante la interpretación de lucimiento reconociendo la brillante batuta del fundador del Orfeó Català. En el CEDOC además de los diplomas, conservamos las tres medallas que les otorgaron como fruto de esos premios.

Dentro del fondo fotográfico también conservamos varias fotografías que testimonian la participación del Orfeó en el Gran Concurso de Niza. Entre ellas podemos observar los integrantes de la expedición bajando del tren en la estación de Niza, desfilando por las calles de esta ciudad y una vista general de la plaza Massena de la localidad francesa donde tuvo lugar la ceremonia de entrega de premios y galardones.

En Cataluña, el éxito del Orfeó Català fue celebrado de manera multitudinaria y como un triunfo nacional. El rol representativo y de embajador de Cataluña por parte de la entidad fue asumido de manera natural por el pueblo y así lo hicieron saber con el envío de felicitaciones de particulares, asociaciones y todo tipo de entidades -corales sobretodo-, pero también ateneos culturales, sociedades políticas y diferentes instituciones.

En el fondo Histórico del Orfeó Català se conserva un amplio resumen de prensa que siguió aquella salida artística de la entidad. De manera unánime, los diferentes rotativos catalanes resaltaron y entronizaron la actuación del Orfeó Català en el certamen de Niza. Las crónicas publicadas nos explican detalladamente las impresiones del público y el jurado tras las interpretaciones de los cantores catalanes, así como las valoraciones subjetivas sobre el reparto de premios o comparativas con otras corales del resto de Europa.

image/svg+xml Artboard 45