COVID-19. Protocolo de seguridad y medidas preventivas. MÁS INFO

Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

El CEDOC y la nueva demanda digital en tiempos de pandemia

17 de julio de 2020
Noticias

En los últimos años el mundo digital ha ido creciendo a pasos de gigante, desde la pandemia la interacción con el mundo virtual todavía se ha fortalecido mucho más y ha puesto de manifiesto que sin estos instrumentos para dialogar con el público, una institución se puede quedar prácticamente aislada. Pero para los archivos o centros de documentación no se trata sólo de volcar la información dentro de unos catálogos, sino también que éste sea vivo y interactúe con el público, y que el público lo busque asiduamente para ampliar conocimiento y que forme parte de sus vidas, todo ello también porque al fin y al cabo, es importante para nuestro patrimonio que los investigadores sean núcleo activo de nuestra actividad y nos hagan ver con otros ojos el interés que despiertan muchos de los documentos que custodiamos. Este aspecto lo hemos trabajado de manera constante pero todavía de manera parcial a través de la interrelación con las redes sociales, que han invitado a nuestros usuarios a visitar nuestras colecciones, pero creemos que es importante incidir aún más en el crowdsourcing y la interacción de conocimiento que nos pueden ofrecer nuestros usuarios. Por todo ello, hay que crear una comunidad que favorezca la implicación ciudadana en el enriquecimiento de nuestro patrimonio, que de alguna manera tenemos que cuidar y preservar entre todos como patrimonio colectivo. Por ello, en un futuro próximo trabajaremos para incrementar esta interacción y crear una comunidad entre todos los que nos siguen, donde los datos y la información podrán ser creadas entre todos aquellos que estén interesados.

Uno de los datos que os queremos mostrar en relación a las consultas digitales durante la pandemia, son las diferentes reacciones que hemos tenido a través de nuestros canales digitales, para nosotros la delicada situación del Palau durante los tiempos más duros de la pandemia y la suerte de tener varias plataformas digitales, nos allanaron el camino para ofrecer un servicio mínimo a nuestros usuarios, y hacer que la cultura pudiera seguir a la distancia, en esto las redes sociales y los catálogos en línea, o las mismas exposiciones virtuales que venimos publicando desde 2013, han sido garantía de cierta tranquilidad, al proporcionar de manera constante nuestra información en línea. Vemos por ejemplo claras diferencias en cuanto la consulta de información en la misma web. Si bien entre el mes de marzo y en julio de 2019 hubo 3210 usuarios, en 2020 durante este mismo periodo las visitas han crecido de manera notable con 5528 visitas. Otros de nuestros canales como las colecciones digitales o bien el propio catálogo de archivo así como el catálogo de grabaciones sonoras, han aumentado también de manera remarcable las visitas virtuales. Por ejemplo en cuanto a nuestras colecciones digitales, han pasado de 2.622 usuarios entre marzo y julio de 2019 a 3518 usuarios durante este mismo periodo de 2020, así mismo nuestro catálogo de grabaciones sonoras también ha dado un salto significativo de 339 usuarios a 955. Todo esto nos hace pensar que de alguna manera ha facilitado a nuestro público la consulta de la documentación, al tiempo que nos anima a seguir trabajando para mejorar el acceso en línea.

También es significativo ver, como nuestros usuarios llegan a conocer estos diferentes catálogos, vemos ciertas diferencias según se trate de la página web general o bien de los catálogos en línea. Si bien en nuestra web llegan especialmente a través de búsqueda directa o a través de un buscador, en el caso de las colecciones digitales es muy importante su acceso a través de la referencia de otras webs, y en cambio en nuestro catálogo de archivo acceden especialmente a partir de los buscadores. También, cabe destacar que una parte importante de nuestros usuarios, acceden a nuestros catálogos a través de las referencias a las redes sociales, un dato que sin duda no se debe menospreciar y que a continuación trataremos.

El vínculo entre nuestros catálogos de archivo y las redes sociales ha sido sin duda un elemento clave para interactuar más con el público. Sin las redes sociales, muchos de nuestros documentos quizás no serían consultados, y nos permiten ir haciendo difusión constante de todo lo que tenemos. La utilización de Facebook, Twitter e Instagram como plataformas de difusión de nuestro patrimonio musical, de contenidos propios como las actividades propuestas por el CEDOC, o de puentes de comunicación con nuestros usuarios, han resultado más que nunca imprescindibles para hacer visible el CEDOC en la red durante estos meses de confinamiento.

El posicionamiento obtenido en los últimos años en Facebook y este último año tanto en Instagram como Twitter, ha permitido consolidar la relación con la audiencia que ya teníamos, así como aumentar el impacto y el alcance de nuestras publicaciones a segmentos de usuarios con un interés más general por la cultura y no tanto específicamente musical.

En Facebook, hay que explicar que hacer análisis comparativo con períodos anteriores no sería del todo fiel a la realidad ya que hasta 2019 era la única plataforma de difusión de nuestros contenidos, y por tanto, el impacto se centralizaba exclusivamente en esta plataforma. Sin embargo, este último año, con la puesta en marcha de Twitter e Instagram, la audiencia obtenida se ha desplazado claramente hacia estas dos plataformas, pero Facebook, a pesar de ser una plataforma en claro retroceso o estancamiento con respecto a nuevos miembros, el ritmo de crecimiento de nuevos seguidores ha seguido siendo constante tal y como nos confirman los datos analíticos extraídos de la misma plataforma social pasando de 1107 el 23 de marzo de 2020 a 1231 el 14 de julio de 2020.

Por otra parte, en las plataformas sociales de Twitter e Instagram, se ha detectado un cierto incremento de seguidores durante el período de confinamiento, así lo demuestran los datos analíticos extraídos de la plataforma Audiense.com.

En Twitter se ha pasado de 332 seguidores el 23 de marzo de 2020 a 443 el 14 de julio de 2020, con un incremento de un 15% respecto a los 4 meses anteriores. En Instagram con 397 seguidores actualmente también se ha detectado un incremento significativo durante el periodo de confinamiento aunque la herramienta propia de monitorización sólo permite el análisis comparativo de los últimos 7 días.

Sin embargo, sobre el impacto de nuestros contenidos en estas dos plataformas sí podemos constatar un fuerte crecimiento estos últimos meses, ya que por ejemplo en Twitter hemos pasado de 42.500 impresiones aproximadamente el mes de febrero en 65.000 el mes de mayo.

Cabe destacar que en estas dos plataformas hay una tendencia al alza de nuevos seguidores que no tienen relación directa con el mundo de la música o del patrimonio musical, sino que están interesadas por la cultura en general. Esta tendencia nos reafirma y nos demuestra que poco a poco vamos ampliando nuestro segmento de seguidores y públicos más diversos.

En definitiva, estos meses de confinamiento han demostrado que a pesar del cierre del CEDOC por los motivos obvios de seguridad sanitaria, hemos sido capaces tanto de mantener cerca nuestra audiencia como de hacerla crecer a públicos que hasta este momento no nos conocían. Sin embargo, el nuevo paradigma digital, ya presente en nuestras instituciones ha hecho aún más evidente durante este periodo de confinamiento estos canales de comunicación y difusión entre usuarios y consumidores de cultura con instituciones como la nuestra, y por tanto, se convierten en nuevos retos y nuevas motivaciones para adaptar nuestra profesión a la nueva demanda digital.

Licencia CC