Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Montserrat Caballé. Una voz prodigiosa en el Palau

Fechas: Noviembre-Diciembre 2018
Ubicación: Foyer del Palau de la Música
Comisaria: Marta Grassot Radresa

El 6 de octubre de 2018, nos dejaba Montserrat Caballé, una de las voces más queridas de nuestro país. Caballé, con una voz de aptitudes magistrales, dominaba tanto los grandes registros de ópera como el género intimista del lied, tal y como pudo demostrar en el mismo Palau. Con una técnica y un timbre inigualable, obtuvo siempre las mejores críticas.

Desde finales de los años cincuenta sus éxitos tuvieron cada vez más un impulso no sólo nacional sino también internacional, convirtiéndose durante varias décadas en uno de los referentes de la lírica mundial. El 19 y el 21 de octubre de 1962 debutó en el Palau con dos conciertos de homenaje a Eduard Toldrà. Desde entonces y hasta finales de la década de 1990, Caballé actuó en el Palau especialmente entre los años setenta y ochenta, periodo de gran esplendor de su carrera internacional. En el Palau, tenemos documentados alrededor de treinta conciertos, mayoritariamente de cámara, en el que Caballé estuvo acompañada de los grandes pianistas del momento e interpretando un repertorio en especial de los siglos XIX y XX. Montserrat Caballé y el Palau, también tuvieron su propio romance, y con esta muestra hacemos un pequeño pero no por ello menos sentido homenaje, a una de las sopranos que sentimos más cercanas y que a pesar de su éxito internacional también escogió el Palau como una de sus salas de concierto más queridas.

"Siente, comprende y, por tanto, penetra en las canciones, vibra con el texto y con la música. Tiene un poderoso y finísimo sentido dramático, que pone en ignición todos los valores emotivos de un lied, desde los más íntimos y delicados hasta los más expansivos y patéticos. Su lírica es intensamente humana y por ello, paradójicamente, llega a acentos celestiales."

Jaume Torrents, «La Prensa»,
5 de junio de 1964

Licencia CC